Sunday, 30 July 2017

David Kennerley: Un Provincial escribe de "Una nación en una isla en el fondo del mundo"





 

NZ una metáfora para la fe en el mundo occidental

Nueva Zelanda como un país y como Iglesia es aislada y pequeña, "accidentes" como si fuera una nación insular en el fondo del mundo. En cierta medida, como católicos de hoy, todos somos "islas en el fondo del mundo", al menos esa es la forma en que la sociedad occidental parece mirarnos a veces, y ¡así mira nuestra fe! Establecer redes con otros es una fabulosa manera de superar el aislamiento y la pequeñez ¡literal o figurativa!

Tomemos la reunión de liderazgo Alpha de este año en Londres. No la teníamos registrada en nuestro radar aquí en Nueva Zelanda. Supimos de ella a través de la red Marista de Iglesias en Centro de Ciudad.

Los beneficios de lo vivido en Londres

Tan atractivo como el componente Alpha fue tener un "seguimiento" específicamente marista en el Seminario de Iglesias en Centro de Ciudad, reforzando las oportunidades para profundizar y aplicar las ideas recolectadas y enfocarlas en un intercambio abierto y honesto de "compañeros".

Y esperemos volver a casa
 
 

Mi esperanza ahora, es que la red no se detenga allí. Esperemos que nuestro pequeño equipo de dos - Jane Ellis y Kevin Conroy SM - que fueron juntos a Londres, en un cálido diálogo fraterno, compartan algunas de las historias y las ideas con los demás aquí en Wellington.

Y tal vez se dé un "efecto Dominó"?

Y quizás puedan compartir con nuestros otros nueve "pequeños, aislados" equipos de misión en nuestras parroquias. De esta manera, una red de iglesias del centro de la ciudad podría tener un efecto de dominó muy positivo que va mucho más allá de los pocos involucrados directamente. En última instancia, ¿no sería genial, si una red local se convierte en un foro para compartir, planificar, revisar junto con compañeros que, a su vez, promueven la creatividad, la energía, la dirección para el trabajo de cada uno y nuestra misión compartida como maristas en Nueva Zelanda, a pesar de nuestros números decrecientes.

¿Y tal vez eso podría ser cierto también para otras "islas (en sentido figurado)  en el fondo del mundo" en otras partes del globo?

No comments:

Post a Comment